Comunicacion N° 84/2016

  • Fecha: 12 noviembre 2018
  • Expediente:

VISTO el expediente nº 339/2016, iniciado por el Bloque de Concejales del Frente para la Victoria, quién eleva proyecto de Ordenanza, referente a establecer el régimen especial de licencia por Violencia de Género;   que, de acuerdo a la Ley Nº 26.485; la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres que sufren […]

VISTO el expediente nº 339/2016, iniciado por el Bloque de Concejales del Frente para la Victoria, quién eleva proyecto de Ordenanza, referente a establecer el régimen especial de licencia por Violencia de Género;

 

que, de acuerdo a la Ley Nº 26.485; la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres que sufren violencia de género; y la necesidad de establecer un marco de protección legal ante situaciones de violencia de género, garantizando la continuidad laboral para las trabajadoras municipales y como lo anuncia la ley Nº 14.656 del Estatuto Municipal artículo Nº 95º, inc. i);

 

que, las Naciones Unidas reconocen que “el maltrato a la mujer es el crimen más numeroso del mundo” y en su Declaración de 1993 definen el maltrato de género como: “Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se produce en la vída pública como en la vida privada”;

que, la violencia de género es un flagelo que azota no sólo a nuestro país, sino al mundo entero, con cifras escalofriantes sobre el número de mujeres que sufen por este delito, que aumentan año tras año a pesar de la introducción de leyes para acabar con el maltrato;

que, durante la última década se han adoptado en nuestro país diversas medidas y sancionado y reglamentado distintas leyes tendientes a erradicar la violencia contra las mujeres.- Tal es el caso de la Ley Nº 26.485 sancionada en el año 2009, de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales, y que aborda distintos tipos de violencias ejercidas entre las que se incluyen la doméstica, la institucional, la obstétrica, la mediática y la laboral;

que, dicha Ley define a la violencia como toda acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal.- Quedan comprendidas las perpetradas desde el Estado o por sus agentes;

que, esta definición fué de gran ayuda para avanzar judicialmente en la penalización de un delito que hasta entonces no se encontraba tipificado, pudiendo de esta forma juzgar dentro de este marco a los miles de hombres que diariamente ejercen violencia contra las mujeres en nuestro país;

que, como indica el inciso (i) de la Ley Nº 14.656 del Estatuto del Empleado Municipal, “en los casos que el trabajador o trabajadora sea víctima de violencia de género y por tal motivo debe ausentarse de su puesto de trabajo, su inasistencia sea total o parcial, estará justificada.- A los efectos de acreditar tal situación deberá acompañar la certificación emitida por los servicios de atención y asistencia a las víctimas de violencia de género.- Asimismo, en estos casos, el trabajador o trabajadora tendrá derecho a la reducción de la jornada, al reordenamiento del tiempo de trabajo o al lugar del mismo, justificada de manera fehaciente por los organismos competentes a tal efecto;

que, asimismo las mujeres que experimentan violencia sufren de una variedad de problemas psicológicos y de salud que disminuyen  su capacidad para participar en la vida pública y sobre todo en el ámbito laboral, por lo que es necesario seguir ampliando la legislación vigente para comprender las distintas situaciones surgidas como consecuencia de estos hechos;

que, los derechos laborales deben proteger a las mujeres víctimas de violencia de género, debiendo ampliar su ámbito de aplicación, ya que en muchas ocasiones, las víctimas de violencia de género se ven imposibilitadas de concurrir a su puesto de trabajo, o por una cuestión de verguenza ocultan los hechos ocurridos y hacen uso de licencias por enfermedad, o incluso renuncian al mismo;

que, en la actualidad, las trabajadoras que padecen violencia de género deben recurrir a vías alternativas para justificar el ausentismo laboral.- La falta de previsión normativa respecto de licencia por violencia de género implica un vacío legal y es responsabilidad del Estado de permitir visualizar esta problemática social sin disfrazarla y de garantizar la estabilidad laboral;

que, mantener la fuente de trabajo permite a las mujeres víctimas de violencia, contar con los medios necesarios para garantizar su independencia económica, y por tanto, resulta indispensable dictar la normativa necesaria para proteger sus derechos laborales;

que, fruto de la lucha por visibilizar la situación de las mujeres en situación de violencia de género y conquistar ese derecho,  ya existe la licencia laboral por violencia de género para las docentes de las provincias de Chubut y Chaco, para las trabajadoras del Banco de la Provincia de Buenos Aires, para las trabajadoras de Morón, y para las trabajadoras estatales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Río Negro y Mendoza;

que, el presente proyecto tiene como objetivo promover y garantizar derechos a trabajadoras del sector público local en situación de violencia de género; y

 

CONSIDERANDO  que en la Décima Quinta Sesión Ordinaria, llevada a cabo el día 15 de noviembre de 2016, este Honorable Cuerpo aprobó por unanimidad el despacho de la Comisión de Peticiones y Ordenanzas, que aconseja sancionar una Comunicación;

 

por todo ello, el HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, en uso de sus atribuciones, acuerda y sanciona la siguiente

 

C O M U N l C A C l O N

 

 

ARTICULO 1°: Solicítase al Departamento Ejecutivo que al momento de definir con el Sindicato de Trabajadores Municipales de Saladillo, el Convenio Colectivo de Trabajo previsto por la Ley Nº 14.656, se incorpore al mismo una Licencia Especial para los agentes municipales que sean víctimas de violencia de género.-

 

ARTICULO 2°: Entiéndase por violencia de género la definición contenida en el artículo 4º de la Ley Nacional Nº 26.485.-

 

ARTICULO 3º: El trabajador municipal que sufriera violencia de género y debiera ausentarse de su trabajo por tal motivo, debido a su situación física o psicológica, dichas faltas o licencias serán consideradas justificadas cuando así lo determinen los servicios sociales de atención, los centros de salud, fiscalías y/o comisarías.- En igual sentido, serán justificadas las faltas de puntualidad en el horario de trabajo.-

 

ARTICULO 4º:  La licencia se otorgará por un plazo máximo de veinte (20) días, con goce de sueldo y tendrá vigencia a partir de la comunicación de la situación de violencia ante las autoridades del área en la que presta servicios, debiendo en el plazo de 48 hs. presentar ante dichas autoridades una certificación emitida por organismo o dependencia administrativo/a y/o judicial correspondiente, los servicios sociales de atención o cualquier centro de salud con competencia para la atención y asistencia a las mujeres en situación de violencia.- El plazo de licencia podrá ser ampliado de conformidad a las circunstancias del caso y siempre que las mismas así lo ameriten, siendo la Oficina de Personal, el área que evalúe los pedidos de prórroga.-

 

ARTICULO 5º:  El Departamento Ejecutivo Municipal realizará las acciones tendientes a garantizar herramientas, medidas y recursos con el fin de brindar contención a las trabajadoras que hagan uso de dicha licencia.-

 

ARTICULO 6° : Comuníquese al Departamento Ejecutivo , dése al Registro Oficial, cúmplase, publíquese y archívese.-

 

DADO EN LA SALA DE SESIONES DEL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO,  a los quince días del mes de noviembre del año dos mil dieciséis.-

 

COMUNICACION Nº 84/2016.-