Comunicacion N° 55/1996

  • Fecha: 17 mayo 2018
  • Expediente: 241/1996

FORESTACION EN LOS BARRIOS O ZONAS DE LA PLANTA URBANA EN LOS QUE NO SE HUBIERA REALIZADO LA MISMA.-

VISTO el expediente nº 241/96, iniciado por el Concejal Iván Tenaglia -Bloque P.J.-, mediante el cual eleva proyectos de Decreto y Comunicación referentes a la forestación en los Barrios o zonas de la Planta Urbana en los que no se hubiera realizado la misma;

que, hemos oído, visto y comentado sobre la necesidad de practicar un humanismo ecológico; es decir la defensa del hombre y su dignidad como supremo valor terrenal y de su medio ambiente con todos sus elementos naturales;

que, está muy en boga en nuestros días la defensa del árbol, de la naturaleza, de sus respectivas vidas, de allí la idea de su respeto y consideración como ingredientes imprescindibles de la vida de relación humana;

que, también se han escuchado voces -una es la nuestra- en el sentido de la puesta a prueba que sufre la civilización en materia de urbanismo, materia de inexcusable tratamiento y planificación para la órbita municipal.- Y hasta podríamos concluir una síntesis, el hombre, la naturaleza -y sus expresiones de vida: vegetal, animal y humana- y la ciudad, son eslabones de una misma cadena de interrelación, de coordinación; pues el hombre es natural -por eso debe proteger a la naturaleza que lo rodea-, pero también es cultural y como tal ha construído las ciudades.- Por lo tanto coparticipa de dos ambientes el natural y el de la civilización.- Para otra oportunidad, dejamos el debate sobre al civilización puesta a prueba y el desafío que nos plantean las ciudades;

pero, con la ciudad ha nacido también el hombre, pues es cierto aquello que decía Couture que «primero fue la comarca, el mundo se dió por añadidura»; o bien lo que sentenciaba Alexis de Tocqueville que «el hombre es quien forma los reinos y establece las repúblicas, la comuna parece surgir de Dios».-

Hasta podríamos decir que para casos como Saladillo, el Municipio está en una estricta relación sustancial con la naturaleza, con el medio ambiente, desde que el Municipio es un ente natural basado en la convivencia vecinal;

pero, vayamos al tema central, tanto hablamos y hablamos que al final -y no es crítica para nadie- que aunque parezca mentira, en estos temas, el árbol no nos deja ver el bosque.- Por una paradoja del destino quizá, o por la falta de previsión, y luego de haberme tomado el trabajo de recorrer cuadra por cuadra un Barrio de Saladillo, a éste le faltan nada más ni nada menos que mil plantas.- Es el querido, y nunca bien preciado BARRIO LA 31.- No buscamos culpables, simplemente tendemos a que a través del Vivero Municipal de Cazón, se aporten las especies necesarias para cumplir con el mandato de la civilización de cuidar el planeta que es nuestra propia casa.- Y para no hacer carne una frase propia que dice que «el hombre mata a los animales porque son animales y culmina extinguiéndose a sí mismo de puro animal que es»;

que, la 31 está en la Planta Urbana, sus ciudadanos son iguales que los del centro u otros barrios -a cuyas veredas en algunos casos, también les faltan sus árboles-, por ello es que solicito concretamente que se foreste esa vasta zona en cada una de sus veredas, porque aquí estamos en deuda.- En otras oportunidades ya lo hemos solicitado con el Concejal Balbiani, según luce a través de una Comunicación al Poder Ejecutivo, en el archivo del Honorable Concejo Deliberante, amén de haber considerado otros temas.- Por ejemplo, el caso de la falta de iluminación o reposición de focos de luminarias que en alguna medida el Ejecutivo cumplimentó hace ya un tiempo a esta parte;

que, además, en función también de una planificación urbanística ajustada a nuestros tiempos, solicitamos se proceda a la realización de una forestación integral de toda la planta urbana que es una competencia municipal tanto del Concejo Deliberante como del Departamento Ejecutivo, uno para legislarlo y el otro para ejecutarlo; y

CONSIDERANDO que en la Décima Segunda Sesión Ordinaria llevada a cabo el día 23 de setiembre de 1996, el Honorable Cuerpo aprobó por unanimidad el mencionado proyecto de Comunicación;

por todo ello, el HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, en uso de sus atribuciones, acuerda y sanciona la siguiente

C O M U N I C A C I O N

ARTICULO 1º: Solicítase al Señor Intendente Municipal proceda a la forestación en los Barrios o Zonas de la Planta Urbana en los que no se hubiere realizado la misma o no existieren árboles por diversas razones.-

ARTICULO 2º: Elévese al Concejo Deliberante el censo de la cantidad de árboles faltantes al efecto de proceder a dictar la Ordenanza respectiva que autorice la utilización de especies del Vivero de Cazón, y en el grado y etapas de realización que de conjunto entre los poderes públicos constituídos se acordare en definitiva.-

ARTICULO 3º: Comuníquese al Departamento Ejecutivo, dése al Registro Oficial, cúmplase, publíquese y archívese.-

DADO EN LA SALA DE SESIONES DEL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, a los veintitres días del mes de setiembre del año mil novecientos noventa y seis.-

COMUNICACION Nº 55/96.-