Decreto N° 2/1998

REPUDIAR LAS AMENAZAS A LOS LEGISLADORES PROVINCIALES.-

VISTO el expediente nº 31/98, iniciado por el Bloque de Concejales de la Unión Cívica Radical, mediante el cual eleva proyecto de Decreto repudiando amenazas a legisladores provinciales;

que, los tiempos de la violencia, de la razón de la fuerza, del imperio de la ajuridicidad, valores enseñoreados sobre los restos del ESTADO DE DERECHO, se empecinan en agitar desde remotas y oscuras profundidades los fantasmas que los enarbolaron;

que, felizmente la democracia da signos de fortalecimiento.- Así lo expresan los anticuerpos desarrollados por la sociedad con reacciones espontáneas e inmediatas ante cada vestigio de resurrección de aquel pasado autoritario e inmoral;

que, el ESTADO DE DERECHO del que formamos parte esencial como órganos vitales del mismo, requiere de reafirmaciones permanentes;

que, por ello tenemos el deber moral de marcar frente a los violentos el profundo desprecio y repudio que nos merecen, como aquellos que amenazan contra la vida de legisladores provinciales y la de sus familiares, y el de solidarizarnos con éstos y sus familiares; y

CONSIDERANDO que en la Sesión Extraordinaria llevada a cabo el día 16 de marzo de 1998, el Honorable Cuerpo aprobó por unanimidad el mencionado proyecto de Decreto;

por todo ello, el HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, en uso de sus atribuciones, acuerda y sanciona el siguiente

D E C R E T O

ARTICULO 1º: Manifiéstase la solidaridad de este Concejo Deliberante para con los Diputados Provinciales Francisco José Ferro y Alejandro Mosquera y sus familiares, ante las amenazas de las que fueran víctimas.-

ARTICULO 2º: Comuníquese a la Presidencia y Vicepresidencia primera de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.-

ARTICULO 3º: Comuníquese al Departamento Ejecutivo, dése al Registro Oficial, cúmplase, publíquese y archívese.-

DADO EN LA SALA DE SESIONES DEL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, a los dieciséis días del mes de marzo de mil novecientos noventa y ocho.-

DECRETO H.C.D. Nº 2/98.-