Decreto N° 2/2018

VISTO el expediente nº 359/2017, iniciado por los Concejales María Mancini, Jorge Lenzi y Amaro Sarlo del Bloque del Frente para la Victoria, quienes elevan proyecto de Decreto declarando de Interés Público Municipal los libros de Contabilidad y otros destinos de la actividad comercial, archivos de las antiguas firmas “El Sol de Mayo”;   que, […]

VISTO el expediente nº 359/2017, iniciado por los Concejales María Mancini, Jorge Lenzi y Amaro Sarlo del Bloque del Frente para la Victoria, quienes elevan proyecto de Decreto declarando de Interés Público Municipal los libros de Contabilidad y otros destinos de la actividad comercial, archivos de las antiguas firmas “El Sol de Mayo”;

 

que, en virtud de la iniciativa del vecino Gustavo Di Battista, ante la existencia de antiguos libros de contabilidad pertenecientes a las sucesivas firmas del comercio que tuvo como última titularidad a “Etchegoyen, Ruiz Möller y Cía., ubicado en la esquena de Av. Rivadavia y Av. Belgrano, donde hoy se encuentra el Banco de la Provincia de Buenos Aires;

 

que, estos ejemplares tienen valor como fuente histórica que puede aportar datos sobre diferentes aspectos de la historia social, económica y de la vida cotidiana de  nuestro pueblo, tomando aspectos de los vecinos de la zona urbana y rural en un lapso considerable de tiempo, ya lejano para muchos de nosotros;

 

que, cada uno de estos libros es objeto de invalorable valor en sí mismo, dando cuenta de otras formas de registro en la organización de los comercios y empresas;

 

que, el Sr. Marcelo Pereyra, empleado del Museo de Saladillo, ha aportado significativos datos acerca de la historia del comercio que se ubicaba en la esquina de la Av. Rivadavia y Av. Belgrano en un trabajo titulado “La Vieja esquina de Rivadavia y Belgrano”, de la que se extraen algunos conceptos:

“El impulso suscitado por el ferrocarril, inaugurado en 1884, dió lugar al surgimiento de grandes almacenes de ramos generales, los que además de vender alimentos, prendas de vestir, muebles y artículos para el hogar, eran las agencias de medios de transportes de la época. En ellos se podían adquirir los carruajes para los más diversos usos, así como también las maquinarias para las tareas agrícolas, las que por entonces eran a tracción de sangre.

Uno de estos importantes comercios era «EL SOL DE MAYO».

Perteneciente a los señores Calvo y Fabregas, sucesores de Emeterio Martínez, esta firma tenía su local en la esquina de Rivadavia y Belgrano, frente a la Plaza Principal.

Eran representantes exclusivos de las máquinas Deering y Oliver.

De la marca Deering ofrecían “atadoras y espigadoras” y también “guadañadoras”, con vara para uno o dos caballos.”

Eran también representantes de las naftas WICO de la West India Oil Company.

Hacia 1920, la firma de Calvo y Fabregas fue sustituida por la de Muiños y Cía, la que en materia de lubricantes era representante de “Mobiloil” de la Vacuum Oil Company.

Es también representante exclusivo de la marca “International”.

Vinculada desde antiguo a la fabricación de maquinarias agrícolas, “International” introduce su línea de camiones pensada para los hombres de campo.”

“En maquinarias agrícolas, son agentes exclusivos de la marca “Case”.(…)

Además de los camiones International, maquinarias Case y los lubricantes Mobiloil, como hemos visto, Muiños y Cía incorpora la venta de los neumáticos Good Year.”

“Un implemento importante en las maquinarias agrícolas de aquella época eran las correas sin fin, para accionar las trilladoras con motores a vapor. Este era otro de los productos Good Year ofrecidos por Muiños y Cía.”

“Alrededor de 1940, la razón social cambia a Latorre y Etchegoyen, más tarde Etchegoyen, Ruíz, Fortín y Cía; y por último Etchegoyen, Ruíz, Möller y Cía, especializándose en el rubro de ferretería.”

“A mediados de la década del ’70, el Banco de la Provincia de Buenos Aires adopta la política de dar una imagen moderna, renovando los edificios de sus sucursales.” (…)

“La vieja esquina de Rivadavia y Belgrano, lugar en el que había funcionado el almacén de ramos generales “El Sol de Mayo” de Calvo y Fábregas, y que luego albergó el comercio de “Etchegoyen, Ruíz Möller y Cía”, salía a la venta (…)”;

 

que, actualmente los ejemplares se encuentran en estado de abandono, teniendo riesgo de destrucción total, en un depósito ubicado en el terreno donde se encuentra el local FpV, perteneciente actualmente a la Empresa DE.VI.PA. S.A.;

 

que, la firma antes mencionada ha acordado en que se realice la recuperación de estos libros y queden a resguardo de las entidades encargadas de la preservación, puesta en valor y archivo dentro de lo que sea posible;

 

que, se ha pedido asesoramiento a la Sra. Claudia Calcedo Coordinadora del Área de Museo y Archivo Histórico de Saladillo y al empleado del Museo Marcelo Pereyra, quienes han dado una orientación general para realizar este trabajo con los volúmenes, dando además su criterio en cuanto al destino de los mismos;

 

que, es obligación del estado aportar a la construcción de la memoria histórica de su pueblo a partir de la localización, preservación y conservación de toda fuente que así lo permita; y

 

CONSIDERANDO que en la Tercera Sesión Ordinaria, llevada a cabo el día 8 de mayo de 2018, este Honorable Cuerpo aprobó por unanimidad el despacho de la Comisión de Educación y Cultura, que aconseja sancionar el mencionado proyecto con modificaciones;

 

por todo ello, el HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, en uso de sus atribuciones, acuerda y sanciona el siguiente

 

 

D E C R E T O

 

ARTICULO 1°: Declárese de interés público municipal los libros de contabilidad y otros destinos de la actividad comercial, archivos de las antiguas y sucesivas firmas del local ubicado en la esquina de Rivadavia y Belgrano, «El sol de mayo» de Calvo y Fabregas; Muiños y Cía; Latorre y Etchegoyen; Etchegoyen, Ruíz, Fortín y Cía.; y Etchegoyen, Ruíz, Möller y Cía..-

 

ARTICULO 2°: Destínase a partir de las áreas correspondientes los medios necesarios para la recuperación y custodia de los ejemplares correspondientes.-

 

ARTICULO 3°: Incorpórense al Archivo Histórico Municipal “Luis Alberto Benítez” y al Museo de Saladillo respectivamente.-

 

ARTICULO 4º: Destínase ejemplares para aquellas Bibliotecas e Instituciones Educativas que deseen contar con ellos, como documentos de consulta bibliográfica, investigativa o archivo de nuestra historia.-

 

ARTICULO 5: Destínase ejemplares para los familiares de los titulares de las firmas que, sucesivamente desarrollaron la actividad comercial descripta en los considerandos, a modo de preservación y custodia de los mismos.-

 

ARTICULO 6º: Envíese copia del presente Decreto al Archivo Histórico Municipal “Luis Alberto Benítez”; al Museo de Saladillo; a Jefatura Distrital de Educación; a las Bibliotecas Populares y a la empresa DE.VI.PA. S.A..-

 

ARTICULO 7º: Dese amplia difusión a través de los medios de prensa.-

 

ARTICULO 8º: Comuníquese al Archivo Histórico Municipal “Luis Alberto Benítez”; al Museo de Saladillo; a Jefatura Distrital de Educación; a las Bibliotecas Populares; a la Empresa DE.VI.PA. S.A.; y al Departamento Ejecutivo Municipal, dése al Registro Oficial, cúmplase, publíquese y archívese.-

 

DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, a los ocho días del mes de mayo del año dos mil dieciocho.-

 

DECRETO H.C.D. Nº 2/2018.-