Ordenanza N° 58/2007

  • Fecha de sanción: 16/10/2007
  • N° Promulgación: 2346
  • Decreto Promulgación: 1418

DENOMINAR CON EL NOMBRE 17 DE OCTUBRE A LA PLAZA UBICADA EN LA CALLE BOZAN, EMPARANZA, SAAVEDRA Y SUQUIA.-

VISTO el expediente nº 247/04, iniciado por el Departamento Ejecutivo mediante expediente nº3792/04, que eleva Decreto Nº 1491/04, imponiendo el nombre “17 de Octubre” a la Plaza ubicada entre las calles Bozán, Emparanza, Saavedra y Suquía, de la ciudad de Saladillo;

que, lo que significa para la historia argentina el día 17 de octubre de 1945, de sentido recuerdo para uno de los movimientos más populares de nuestro país;

que, es un justo homenaje el imponer su nombre a una plaza de nuestra ciudad;

que, con ello queremos homenajear a uno de los movimientos populares más importantes de la historia argentina, cuando el pueblo salió a expresarse por sus derechos sociales;

que, es necesario dejar de lado antinomias y enfrentamientos que a nada conducen y que se suscitaron a partir de la interpretación de los hechos del mes de octubre de 1945;

que, es necesario valorar el sentido de esta jornada para la historia integral de nuestro país, más allá de partidismos, parcialidades y rencores mutuos;

que, como expusieran numerosos historiadores e intelectuales, fue una de las jornadas más importantes de la historia argentina, relatada con prosa formidable por Raúl Scalabrini Ortíz, quien dijo: “Un pujante palpitar sacudía la entraña de la ciudad.- Un hálito áspero crecía en densas vaharadas mientras las multitudes iban llegando.- Venían de las usinas de Puerto Nuevo, de los Talleres de Chacarita y Villa Crespo, de las manufacturas de San Martín y Vicente López, de las fundiciones de acerías del Riachuelo, de las hilanderías de Barracas … Hermanados en el mismo grito y en la misma fe, iban el peón de tambo de Cañuelas y el tornero de precisión, el fundidor, el mecánico de automóviles, el tejedor, la hilandera y el peón … Era el cimiento básico de la nación que asomaba”;

que, uno de los intelectuales más emblemáticos de nuestra nación, Don Ernesto Sábato, ha dicho de la memorable jornada “… lo cierto es que aquellas masas eran multitudes que habían sido sistemáticamente escarnecidas y apaleadas, que ni siquiera eran gente, que no eran personas.- Ese concepto de “persona”, que tan profundamente la iglesia reivindicó para el hombre y que trajo a la civilización occidental una revolución espiritual tan trascendente.- Pues bien, esa multitud de paria había encontrado un conductor, un líder que había sabido moverlas, que había sabido despertar su amor.- Nada malo veo en esta existencia de un líder.- Se oye decir en este país, sobre todo en sectores de los llamados democráticos, que es malo que exista un conductor, como si eso fuera cosa de pueblos atrasados y de multitudes bárbaras o fanáticas.- Lamento tener que decir que todo eso se me ocurre una tontería.- Nunca ha habido, por otra parte, historia sin líderes.-”;

que, Arturo Jauretche ha dicho de esa jornada patriótica “el país era otro y no quisieron entenderlo … el 17 de octubre, más que representar la victoria de una clase, es la presencia del nuevo país con su vanguardia más combatiente y que más pronto tomó contacto con la realidad propia”;

que, el pueblo argentino hizo escuchar su voz y detuvo los acontecimientos que llevaban a la patria por un oscuro derrotero;

que, citando nuevamente a Raúl Scalabrini Ortíz, quien definió de manera memorable al cuadro humano, protagonista de los acontecimientos, con estas palabras: “Era el subsuelo de la patria sublevado … Éramos briznas de multitud y el alma de todos nos redimía.- Presentía que la historia pasando junto a nosotros y nos acariciaba suavemente, como la brisa fresca del río … Lo que yo había soñado e intuido durante muchos años estaba allí presente, corpóreo, tenso, multifacetado, pero único en el espíritu conjunto.- Eran los hombres que están solos y esperan que iniciaban sus tareas de reivindicación.- El espíritu de la tierra estaba presente como nunca creí verlo” …;

que, en oportunidad de festejarse el 139º Aniversario de la fundación de Saladillo se colocará la piedra fundamental de dicha plaza; y

CONSIDERANDO que en la Décima Cuarta Sesión Ordinaria llevada a cabo el día 16 de octubre de 2007, este Honorable Cuerpo aprobó por unanimidad el despacho de la Comisión Transitoria de Designación de Calles y Sitios Públicos que aconseja sancionar los Decretos elevados por el Departamento Ejecutivo ad-referendum del Honorable Concejo Deliberante a través de una Ordenanza;

por todo ello, el HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, en uso de sus atribuciones, acuerda y sanciona la siguiente

O R D E N A N Z A

ARTICULO 1º: Denomínase con el nombre “17 de Octubre” la plaza ubicada entre las calles Bozán, Emparanza, Saavedra y Suquía, de la ciudad de Saladillo.-

ARTICULO 2º: Comuníquese al Departamento Ejecutivo, dése al Registro Oficial, cúmplase, publíquese y archívese.-

DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, a los dieciséis días del mes de octubre del año dos mil siete.-

ORDENANZA Nº 58/07.-