Ordenanza N° 69/2011

  • Fecha de sanción: 06/09/2011
  • N° Promulgación:
  • Decreto Promulgación:

IMPONER EL NOMBRE DE PRESBITERO ANTONIO GRADOAZO A LA CALLE ADYACENTE A LA RICARDO BALBIN QUE VA DEL ACCESO CICARE HASTA PROLONGACION DE LA CALLE VALERIO IRAOLA.-

VISTO el expediente nº 117/2011, iniciado por el Departamento Ejecutivo mediante expediente nº 2597/2011, que eleva proyecto de Ordenanza imponiendo el nombre “Presbítero Antonio S. Gradoazo” a la calle adyacente a la calle Ricardo Balbín en dirección noroeste, desde el acceso Cicaré hasta la prolongación de la calle Iraola;

que, recientemente se cumplieran cincuenta años de labor sacerdotal, en la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción y en toda la jurisdicción del Partido de Saladillo, del padre Antonio Salvador Gradoazo;

que, la importancia de este verdadero servidor de Dios, no solo para los feligreses de nuestra parroquia, sino para toda la comunidad;

que, la historia del padre Antonio Salvador Gradoazo se encuentra fuertemente enraizada en nuestra comunidad, siendo oriundo de la vecina localidad de 25 de Mayo, y que llegara a nuestra ciudad, en principio, para cubrir temporalmente el puesto de párroco hasta que se nombrara a un titular;

que, el Padre Gradoazo nació el 10 de junio de 1930, fruto del hogar constituido por Antonio Gradoazo y Francisca Trezza de Gradoazo, en 25 de Mayo, tal como señaláramos más arriba, y sufrió la pérdida de su madre con pocos años de edad;

que, el 13 de marzo de 1943 ingresó al Seminario Menor en la ciudad de La Plata, comenzando sus estudios de bachillerato, ingresando al Seminario Mayor al cumplir los dieciocho años.- En el año 1954 es ordenado sacerdote en su ciudad natal, siendo su destino, posteriormente, las ciudades de Azul y de Bolívar;

que, el 8 de abril de 1961 llegó a nuestro pueblo, siendo acompañado, circunstancialmente, por el hermano de don José Raed.- Dice el propio Gradoazo “llegué en el tren de las 22 horas una noche de principios de abril.- Más que llegar a un pueblo hospitalario, como siempre lo fue, quienes veníamos en ese tren parecíamos una tropa de ocupación, porque nos descolgábamos de los vagones para dispersarnos anónimamente en todas las direcciones por las calles casi oscuras.- A mí nadie me esperaba porque no me había anunciado.- Un Señor muy amable me ayudó y ofreció llevarme si esperaba un momento, con un ayudante cargó en su automóvil unos bultos que venían en el tren.- Era don Juan Raed que vivía justo frente a la casa parroquial.- En este breve trayecto me hizo comenzar a querer a Saladillo y a su gente.- Este hecho siempre ha sido considerado por mí como providencial, porque justamente la persona que me trajo a la parroquia fue el hermano de quien, antes que yo, sembró mucho aquí: el padre José Raed”;

que, en sus años de vida en nuestra comunidad estuvo acompañado por su padre hasta su fallecimiento, y su hermana Beba, que abandonara esta tierra en 1988; siendo adoptado por todos sus vecinos como hijo de nuestra ciudad;

que, resulta casi imposible describir en pocas líneas la enorme labor del Padre Antonio, como todos cariñosamente lo conocemos, por lo que dejamos la tarea a aquellos cronistas de la historia que en el presente lo hacen, y en el futuro lo harán, pero recalcamos algunos datos de su biografía para rendirle un homenaje que nos parece justo;

que, es necesario despojarnos, muchas veces, de esa pulsión casi necrofílica que nos indica rendir los homenajes cuando los homenajeados ya no están entre nosotros, sino que creemos sinceramente que las distinciones hay que realizarlas en vida, para que puedan recibir el afecto de todos aquellos que lo quieren;

que, por todo ello creemos necesario homenajear al Padre Antonio Salvador Gradoazo poniéndole su nombre a una calle de nuestra ciudad.- Y que dicha arteria es aquella que corre paralela a la calle Ricardo Balbín, en dirección Noroeste, desde el Acceso Augusto Ulderico Cicaré y hasta la prolongación de la calle Valerio Iraola; y

CONSIDERANDO que en la Décima Primera Sesión Ordinaria llevada a cabo el día 6 de septiembre de 2011, este Honorable Cuerpo aprobó por unanimidad el despacho de la Comisión Especial de Designación de Calles que recomienda la aprobación de la presente Ordenanza;

por todo ello, el HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, en uso de sus atribuciones, acuerda y sanciona la siguiente

O R D E N A N Z A

ARTICULO 1º: Impóngase el nombre “Presbítero Antonio S. Gradoazo” a la calle adyacente a la calle Ricardo Balbín en dirección noroeste y que va desde el acceso Augusto Ulderico Cicaré hasta la prolongación de la calle Valerio Iraola.-

ARTICULO 2º: Comuníquese al Departamento Ejecutivo, dése al Registro Oficial, cúmplase, publíquese y archívese.-

DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, a los seis días del mes de septiembre del año dos mil once.-

ORDENANZA Nº 69/2011.-