Resolucion N° 24/2004

  • Fecha: 11 mayo 2004
  • Expediente: 68/2004

ADHERIR AL PROY. DE LEY PRESENTADO POR EL DIPUTADO PROVINCIAL JUAN GOBBI REF. A CREAR UN FONDO ESPECIAL PARA FINANCIAR UN PROGRAMA PCIAL. DE OBRAS MUNICIPALES.-

VISTO el expediente nº 68/04, iniciado por el Diputado Provincial Juan A. Gobbi, que eleva proyecto de ley destinado a crear un Fondo Especial para financiar un Programa Provincial de Obras Municipales;

que, conocida es por todos la gran capacidad de generar actividad económica y con ello empleo genuino de la Obra Pública, así como es innegable que cuando está en manos de los municipios en los aspectos instrumentales se eficientiza mucho más, sea esto por costos menores a partir de mayor agilidad en la compra de insumos, por aportes adicionales del propio estado municipal o por una mayor participación de los vecinos;

que, es también conocida la prácticamente inexistente capacidad de los Estados municipales para financiar obra pública con recursos propios, por lo que dependen sólo de los aportes de algún programa de la Provincia o la Nación para afrontar sus dificultades de acompañar con infraestructura de servicios al crecimiento poblacional de sus respectivas comunidades.- Son manifiestas las carencias luego de la década del ´90, con la marcada propensión al hiperconsumo sin que estuvieran dadas las condiciones para luego subsanar sus consecuencias en términos de infraestructura.- Esto sumado a la irrefrenable concentración de habitantes en las ciudades termina profundizando un desequilibrio que debe ser atendido antes que sus secuelas sean tan complejas que se tornen imposibles de solucionar;

que, por lo expuesto es que se encuentran hoy las administraciones locales con serias dificultades para cumplir con las demandas de extensiones de redes de agua potable, cloacas, de gas natural, energía eléctrica, alumbrado público, de saneamiento de sus residuos, de consolidación o pavimentación de arterias, etc.; sumado esto al hecho que la prestación de algunos de estos servicios se encuentra en manos de empresas privadas que sólo imaginan como probable la inversión si la consideran buen negocio en el corto o como máximo mediano plazo, sin que se analicen como variables dignas de atención en sus cálculos las que si son fundamentales para el Estado como lo son la salud, la seguridad, el ambiente, etc.;

que, años atrás se otorgaron recursos a los municipios bajo la modalidad del Plan Trienal en sus dos etapas, y el resultado confirma lo que acabamos de detallar, no obstante hubo incumplimiento del Estado en sus dos estamentos actuantes, tanto el Municipal como el Provincial obviaron una parte fundamental del plan, que era la obligatoriedad de propiciar la contribución de mejoras en las obras que se ejecutaran, generando así las condiciones para que el municipio contara con recursos en el futuro que le permitieran nueva obra pública municipal;

que, esta pauta que era inicialmente ineludible terminó siendo sólo optativa en virtud del hecho que buena parte de la obra se ejecutó en zonas habitadas por sectores de la población muy postergados y por ello absolutamente imposibilitados de contribuir a las obras con pago alguno;

que, fue también muy difícil para muchos funcionarios escapar a la tentación de “regalar” obra pública al inicio y casi imposible luego, hacerlo de otra manera, dado que ya todo el mundo conocía esto de la posibilidad de optar por el no pago y terminó desfinanciándose el plan en cada municipio y con ello la posibilidad de la futura obra con recursos propios;

que, no puede obviarse que todo esto ocurrió durante la etapa más compleja en casi todos sus aspectos de la historia reciente de nuestro país, con municipios afrontando todos los compromisos con su comunidad en términos de satisfacer demandas básicas y sin instrumento económico alguno, mientras la Provincia al menos contaba con la emisión del Patacón y la Nación del Lecop para salvar sus respectivas posiciones, por lo que poco puede reprochárseles por no haber hecho demasiados esfuerzos en el sentido mencionado, dado lo grave de la situación social que afrontaban con escasa o ninguna ayuda, y por su cercanía con la gente en situación de enorme indefensión, por lo que otro esfuerzo en el mismo sentido es válido intentar;
que, hoy las condiciones son otras, en casi todos los aspectos han mejorado y el aumento de la actividad económica ha significado mejoras en las recaudaciones y por ello el momento aparece como muy posible para un plan como el que se propone y que, genere las condiciones para contar con un fondo municipal permanente capaz de encarar futuras obras;

que, se debe destacar que los aumentos de los recursos de la Provincia de Buenos Aires respecto al presupuesto 2004 y según informes de Ministerio de Economía han superado holgadamente las previsiones presupuestas, de acuerdo al siguiente detalle: En el mes de enero, el aumento de Tributos Provinciales sobre Presupuesto 2004 – 91.000.000 y el aumento de Coparticipación Federal sobre Presupuesto 2004 – 104.000.000 -Total aumento promedio 97.000.000.- En el mes de febrero, el aumento de Tributos Provinciales sobre presupuesto 2004 – 133.000.000 y el aumento de Coparticipación Federal sobre presupuesto 2004 – 129.000.000 – Total aumento promedio 131.000.000, esto significa que el aumento de 228.000.000 promedio mensual anualizado detallado en el cuadro precedente, arroja una suma de 2.742.000.000 de pesos que se recaudarán sobre lo presupuestado, suficiente para financiar un programa provincial de obras municipales;

que, sin desconocer los anteriores planes a tres años, hay muchos aspectos que deben cambiarse en un programa de características similares, y una de ellas es la asimetría respecto a población, que estableció montos iguales para cada una de las comunas;

que, las sumas fueron significativas para los distritos pequeños, y resultaron insignificantes en las grandes ciudades, algunas de las cuales ni siquiera habían contado con el fondo de reparación del conurbano, como las más importantes del interior;

que, este aspecto también debe revisarse por lo que se proponen tres grandes grupos de distritos que se detallan seguidamente determinado su tamaño por la cantidad de habitantes dado que las obras que nos ocupan y preocupan ahora son las de infraestructuras urbana, a saber: 1) Los más pequeños de hasta 20.000 habitantes; 2) Los intermedios de entre 20.000 y 150.000 habitantes y 3) Los más grandes de más de 150.000 habitantes.- Los tres grupos, en relación con la función, obedecen a la siguiente división por distritos: cuarenta y siete el primero de ellos, compuesto por las comunas más pequeños, cincuenta y nueve en el segundo grupo y veintiocho en aquellos con la mayor cantidad de habitantes;

que, se determinan diferentes montos para los tres grandes grupos y esto guarda relación con una asignación final razonable para la economía de la Provincia y valores que para todos los casos son de significación, siendo los montos de $ 250.000 para los primeros, $ 500.000 para el segundo grupo y $ 750.000 para el tercero, por lo que el monto total de lo que deberá erogar el Estado Provincial será de unos $ 62.250.000.- Esta cifra final no genera trastornos para el desenvolvimiento del Gobierno Provincial ya que sólo representa una suma cercana al 2,27 % del aumento de la recaudación proyectada – $ 2.742.000.000;

que, los montos que se asignarán a cada municipio para inversión a obra pública no serán reintegrados por las comunas teniendo estos últimos la obligación de generar una contribución de mejoras, que permite al menos recuperar un 70 % del total de lo programado para cada año;

que, esta cifra fija para cada municipio deberá ser asignada por el Estado Provincial durante tres años consecutivos, al cabo de los cuales ya tendrían que comenzar a recuperarse desde los municipios lo correspondiente a las obras del primer ejercicio con alguna importancia en su volumen, y es por ello que proponemos ese tiempo de aplicación; y

CONSIDERANDO que en la Tercera Sesión Ordinaria llevada a cabo el día 11 de mayo de 2004, este Honorable Cuerpo aprobó el despacho de la Comisión de Obras Públicas y Vialidad que aconseja facultar a la Presidencia para que elabore una Resolución dirigida a la Honorable Legislatura Bonaerense, por intermedio del citado autor adhiriendo al mencionado proyecto, tomando de las presentes actuaciones los considerandos que avalen la postura en el sentido propuesto;

por todo ello, el HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, en uso de sus atribuciones, acuerda y sanciona la siguiente

R E S O L U C I O N

ARTICULO 1º: El Honorable Concejo Deliberante de Saladillo adhiere al proyecto de Ley presentado por el Diputado Provincial Juan Alberto Gobbi, y a continuación se transcribe la parte resolutiva:

“Artículo 1º: El Gobierno Provincial afectará una suma anual de $ 62.250.000 a las comunas de la Provincia de Buenos Aires, para financiar el programa provincial de Obras Municipales, monto que será financiado en función al aumento de la recaudación proyectado por el promedio de incremento de los dos primeros meses del año, el que anualizado arroja una suma de $ 2.742.000.000.-
La distribución del monto afectado mencionado, se distribuirá por distritos de acuerdo a la cantidad de habitantes determinada por el censo 2001, lo que se detalla en el artículo segundo.- Las sumas asignadas a cada municipio serán depositadas en una cuenta especial que abrirá cada uno de ellos, con afectación a la ejecución de Obra Pública de infraestructura urbana.-
Artículo 2º: Determínese como referencia del monto a ser afectado para cada municipio las siguientes categorías: A – Municipios con menos de 20.000 habitantes; B – Municipios que cuentan entre 20.000 y 150.000 habitantes y C para aquellos que superan los 150.000 habitantes en el censo 2001.-
Artículo 3º: Los montos anuales a afectar a cada municipio serán los siguientes: $ 250.000 para los municipios enmarcados en la categoría A; $ 500.000 para los pertenecientes a la categoría B y $ 750.000 para los encuadrados en la categoría C.-
Artículo 4º: Fíjese la obligatoriedad de establecer las condiciones para el recupero de por lo menos el 70 % de la totalidades del monto anual asignado a través del mecanismo de contribución de mejoras, en concordancia con al Ordenanza General Nº 165.-
Artículo 5º: Será potestad de cada municipio, durante los tres año de vigencia del plan, la determinación del tiño de obra a ejecutarse con los fondos provenientes del presente programa, sin embargo serán las áreas técnicas de los Ministerios que determine el Poder Ejecutivo, las que verifiquen y determinen que se cumpla con pautas lógicas de realización, al tiempo que se visen y aprueben los proyectos y más tarde certifiquen su adecuada ejecución.-
Artículo 6º: Encomiéndese, siendo órgano de aplicación al Poder Ejecutivo Provincial la reglamentación de la presente ley en los aspectos instrumentales del Programa Provincial de Obras Municipales”.-

ARTICULO 2º: Comuníquese a la Cámara de Diputados de la Provincia, al Diputado Juan Alberto Gobbi y al Departamento Ejecutivo, dése al Registro Oficial, cúmplase, publíquese y archívese.-

DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO, a los once días del mes de mayo del año dos mil cuatro.-

RESOLUCION Nº 24/04.-